Un cierre al saludo que Béjar rinde a sus visitantes

enero 9, 2009

Las fiestas son un lugar de expiación antropológica. La fiesta tiene un efecto en ocasiones iniciático y en otras ocasiones catártico

¡Hasta siempre!

Despedida de Béjar: ¡Hasta siempre!

La festividad Mayor de una comunidad es la que conmemora la constitución no de la ciudad física sino de la constitución espiritual de la comunidad que activa el organismo de esa ciudad física y urbana como el Leviatán del entendimiento racional del filósofo Thomas Hobbes. La festividad en Barcelona no se celebra del mismo modo que en las fiestas privadas, ni el botellón es igual que en Ávila, más allá de la repercusión que tiene el frío en estos lares.

Leer el resto de esta entrada »


La imagen dice mucho sin mediar palabras

enero 6, 2009

En el presente corpus aparece un valor añadido que dice mucho de un pueblo: la imagen.

En el corpus de salutaciones de Béjar, aparecen cinco portadas para poder analizar la ciudadanía y el saludo.

Portada de 1969

Portada de 1969

En la portada del programa de 1969, se aprecia austeridad y señorío. Se aprecia rectitud y orden en la simetría y centralidad de la imagen. Pero existe otro detalle de conciencia propia algo curiosa que siempre ha hecho gracia: “Las mayúsculas en castellano no se acentúan”.

Puede que se trate de un detalle nimio pero llama la atención porque con lo que atacó Fernando Lázaro Carreter el acento de Telefónica en el logo publicitario, la carencia del acento en Béjar recuerda la falta de acentuación de las mayúsculas por razonamientos poco lingüísticos y menos aún ortográficos.

Leer el resto de esta entrada »


Los saludos también pueden informar de aspectos más íntimos

enero 3, 2009

Un saludo puede ser el reflejo de la información del color y de la ideología política

Un aspecto que liga con el discurso de este comentario y con la pragmática es la de uno de los componentes del discurso. El destinatario es de capital importancia para relacionar actualidad con el pasado que he explicado más arriba, y para relacionar los contextos históricos con los colores ideológicos.

Programa Fiestas Béjar 1993

Programa Fiestas Béjar 1993

En la época franquista, la apelación se dirige hacia ‘propios y forasteros’. Forastero no es ni extranjero ni extraño, sino que es ‘de fuera del lugar’. En el lenguaje cinematográfico, el forastero es siempre John Wayne, que no tiene ni casa, ni raíces ni patria. Forastero aquí puede ser tanto el comerciante de Lisboa como el trapero de Peñaranda de Bracamonte.

En la etapa democrática se aprecia un destinatario presente, el de Béjar, y uno impersonal, el emigrante interior. Esos de Béjar que tuvieron que ir a buscar fortuna en los 60 y 70 a zonas más prósperas o, sencillamente, a la capital. También recurre al giro fraternal y directo de ‘querido lector y amigo’. Y acaba el indeterminado de este bloque, supuestamente del 81, aludiendo a ‘Señoras y señores’ con el giro cortés sin ninguna connotación despectiva para nadie.

Leer el resto de esta entrada »