Un cierre al saludo que Béjar rinde a sus visitantes

Las fiestas son un lugar de expiación antropológica. La fiesta tiene un efecto en ocasiones iniciático y en otras ocasiones catártico

¡Hasta siempre!

Despedida de Béjar: ¡Hasta siempre!

La festividad Mayor de una comunidad es la que conmemora la constitución no de la ciudad física sino de la constitución espiritual de la comunidad que activa el organismo de esa ciudad física y urbana como el Leviatán del entendimiento racional del filósofo Thomas Hobbes. La festividad en Barcelona no se celebra del mismo modo que en las fiestas privadas, ni el botellón es igual que en Ávila, más allá de la repercusión que tiene el frío en estos lares.

En algunas comunidades más que en otras, se tiene muy clara la arbitrariedad política de la festividad Mayor y se sabe combinar como activo común de toda la ciudadanía, y el apoderamiento de la misma debería estar connotada negativamente. El festejo patronal es el más estimado por la tradición de siglos que parece verse contrariado por los ademanes recientes de la laicidad mal entendida.

El discurso político no puede servirse ni de las fiestas ni de la educación ni de los intereses generales como se ha dicho, ni excederse en describir logros municipales que son consustanciales a la alcaldía, como si cumplir con el deber fuese un aliciente a la reelección cuando es el honor que se le supone a todo cuerpo ejecutivo: cumplir con la comunidad.

Otra negatividad inversa es la desidia y el apoltronamiento del escaño. La década de 1995 hasta 2006 transcurre sin profundizar ni renovar ni expiar ningún desasosiego acumulado durante el año y se pierde el carácter purificador de las celebraciones de la fiesta más importante de la ciudad, que viene asociada a bonanza económica al menos para los feriantes. Esta senda sólo se modifica en cuanto se pierde el lugar de lujo en el ámbito del gobierno central y peligra el propio en la de la alcaldía y las propias barbas a remojar.

La festividad no puede ligarse a tendencias pues es un hecho que existió con señores, con dictadores y con monarcas. No es pertinente que la democracia haga uso indebido de un patrimonio comunitario necesario para la revisión anual.

Lo que parece recorrer el eje vertebrador que se ha expuesto entre la economía, la Virgen y la historia del enclave bejarano es la estructura típica y esquema prototípico del texto o discurso epidíctico o de alabanzas o loas sea de una fiesta o de un personaje o el objeto en el que se centre.

Este esquema es muy estable a pesar de que no en todos los casos se observan todos los puntos, pero sí que el ambiente es el mismo en todos. Salvo excepciones provocadas, se apela a la patrona de la fiesta, a la alusión directa de destinatarios, a la promoción y patrocinio de las mismas ferias y fiestas, al contexto anual, a la voz del alcalde, a los retos de la fiesta y de la población; recurre a la reiteración, al ánimo festivo, etc.

El reflejo social, más allá de colores, se expresa en los saludos y se aprecia, como se apuntó anteriormente, en las alusiones a los visitantes, en cómo se comentan aspectos referidos a emigrantes interiores, la llegada de aquellos que vienen en Navidad con el Almendro bajo el brazo y aquellos, los que más, que regresan estivalmente a casa por las septembrinas festividades.

Los saludos tiene una estructura que nos habla, tienen una lengua que nos dice, y presuponen alguien que nos habla. Los saludos del Rey en Navidad podrían ser otro corpus de salutaciones susceptible de ser analizado.

(Viene de la entrada…)

REDACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: