La cumbre literaria y lingüística española sigue viva en la lengua

Redacción León /JPEl día 23 de abril recordó el deceso de Miguel de Cervantes Saavedra

El Premio Cervantes es de la lengua y de la literatura española, sólo

Los niños lo leen también /JP

Los niños lo leen /JP

La obra de Don Quijote sale de una de las plumas más señaladas de la letras españolas y el Día del Libro sólo fue uno de los homenajes que se le otorgan puntualmente. Se hace coincidir bien con el día de San Jordi en Cataluña y con otro tipo de leyendas que hacen al día ser más señalado.

Miguel de Cervantes fracasó como dramaturgo y se obsesionó con la figura social en la que se convirtió Lope de Vega por su triunfo. Sin embargo, pudo resarcirse de toda pugna letrada gracias al rápido y rotundo éxito de su obra cumbre, Don Quijote de la Mancha. El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha es la primera parte, sin pretensiones de una rápida segunda; pero Abellaneda le usurpó la titularidad y creó su falso Quijote.

Algunos mayores también /JP

Algunos mayores también /JP

La secuela que nunca aseguró Cervantes que iba a tener Don Quijote de la Mancha se vio obligada a ser creada de forma magistral para recuperar el honor y la honra perdida ante tal ultraje de suplantación de identidad. Así pues, se vio Cervantes impelido a redactar en 1615 la segunda parte con el título ingenioso de: El Caballero Don Quijote de la Mancha.

La historia que gira en torno a un solo personaje se ha querido desdoblar en la dualidad con su escudero Sancho. Algunos autores renombrado apelan o abogan por el sanchismo de Don Quijote o por el quijotismo de Sancho como tópicos que se pueden rastrear en el comportamiento humano.

A la historia de un pobre hidalgo, enfermo de leer obras de Amadís de Gaula y sus secuelas bastardas, o de Joanot Martorell, etc. se inunda mentalmente con lectoras de caballeros magníficos sin igual en Lanzarote. Muchos críticos postulan que Don Quijote es la ruptura radical con las novelas de caballerías y con la novela sentimental. Ésta última algo más olvidada porque tampoco se estudia ni estas obras ni el mismísimo Don Quijote en la inmensa mayoría de las facultades de filología españolas. Certificadas hay el 30% que no cuentan con la obligación de leer el Quijote para conseguir ser un Licenciado en la lengua que se basa en las frases de obra sin igual.

Don Quijote es un monólogo interior de un manuscrito encontrado, técnica muy bien adaptada y sufrida pora una irónica novela de caballerías. Don Quijote intenta hacerse un camino heroico como el de sus leídos ideales. Lejos de ser una obra irónica, de risotada inculta, se trata de una obra triste, dolorosa y que canta el llanto de quien sabe que va a morir y va a perder, él y todos los que le siguen, las hazañas pasadas.

Es un recuerdo y una mirada al mundo del Renacimiento, del Humanismo para abrir paso a una era de luces, de claridad, con pinceladas ilustradas anacrónicas con un siglo y medio de antelación. La magia de la obra cumbre de la literatura española y mundial no puede ser solo las gracias de los molinos que todos conocen (porque aparece en los primeros capítulos en su primera salida, el viaje de los tres más breve) sino que es la ruptura con aquel pasada, la que se cierra para no abrirse más, esa puerta que ya no se traspasará.

Las novelas de caballerías cesarán en su auge y en su prestigio. Don Quijote superó las barreras de la ficción literaria en el majestuoso capítulo 59 de la segunda parte. Don Quijote finaliza de la única manera que podía haber escrito Cervantes como si una flecha se dirigiera inexorablemente hacia ese punto y final.

La cumbre lingüística española, lo es porque en el siglo XVII y el XVIII se organizó un Tesoro de la Lengua Castellana de Sebastián de Covarrubias (16111), una Gramática de la Lengua Española (1771) de la Real Academia, que se funda en 1713, una Ortografía de la Lengua Española (1741), un Diccionario de la Lengua Española (1780) y todo, desde las pautas gramaticales del buscado presuntamente arcaico castellano de Don Quijote de la Mancha, el Caballero de la Triste Figura.

Es la cumbre lingüística y en esta obra se apoya el trabajo de normalización y adecuación del castellano. Es una obra que hay que leer tres veces en la vida. Al niño le hace reír; al mayor le hace pensar, y a los ancianos, hace llorar.

Redacción León /JPPara saber más sobre La Lengua del Quijote (pulsa)

Para saber más sobre datos de la RAE (pulsa)

REDACCIÓN OVIEDO

Anuncios

2 Responses to La cumbre literaria y lingüística española sigue viva en la lengua

  1. Hegel dice:

    Me han entrado ganas de empezarlo de nuevo. Para verano.

  2. […] Miguel de Cervantes Saavedra, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, vol. I, 14ª ed. de John Jay Allen, Ed. Cátedra, Madrid, 1991. Hablamos de primera novela porque […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: