Cómo se comenta un texto que habla de bogs

Redacción Valladolid /JPQuim Monzó escribió a inicios de 2005 lo que ya se dejaba ver de los blogs

Un texto periodístico, comentado modestamente

Durante siglos, los adolescentes –tanto masculinos como femeninos, pero sobre todo femeninos- han buscado a menudo en el diario personal una salida al desajuste con el mundo que provoca el incremento de producción hormonal. Eran cuadernos de tapas forradas de piel, o simplemente de cartón. Algunos, con portadas en las que se leía “Mi diario” o “Querido diario”; con o sin orla de flores, a elegir. Los diarios personales eran algo que la gente escribía para sí. Uno explicaba sus neuras, los conflictos con los padres, si le gustaba tal chico o tal chica, y, una vez escrito, se quedaba más tranquilo. El diario era el amigo que siempre está dispuesto a escuchar nuestros secretos. Por eso muchos llevaban un pequeño candado, que evitaba que los familiares leyesen lo que no debían. Con el paso del tiempo, muchos acababan por cogerle gusto al asunto y descubrían una insospechada vocación literaria.

Ahora, todo eso ha cambiado. Es cierto que aún hay adolescentes –y no tan adolescentes- que escriben diarios personales, en libretas y para ellos mismos, pero la aparición de Internet ha modificado el panorama. Ahora, lo que se lleva son esos diarios o dietarios on-line llamados blogs, weblogs, blocs e incluso bitácoras. Son una página en la que el autor escribe sus impresiones del mundo, comenta una noticia que le ha interesado… Los hay que se especializan. En deportes, en cine, en política. Pero la mayoría son de confidencias, pubescentes. Y ahí está la novedad: si la cualidad básica de los diarios personales era su discreción, que eran secretos, ¿cómo es que ahora estos otros diarios personales se exhiben para que los vea todo el mundo e incluso deje sus comentarios?
Hay ahora un blog que parodia lo insustancial de la mayoría de sus congéneres. Quienes sean lectores habituales de blogs y decidan visitarlo comprenderán hasta qué punto es inteligente y cruel. Se llama “El blog más aburrido del mundo”, se encuentra en http://www.wibsite.com/wiblog/dull y es un ejemplo de elegancia e ironía.
Quim Monzó, “Intimidad y exhibicionismo”

Comentario sin más pretensiones que analizar un texto que hablaba de blogs hace varios años

COMENTARIO DE TEXTO

Del texto anterior pasaremos a comentar algunos aspectos sintácticos de relevancia para los contenidos de que establece la sintaxis del castellano. El texto versa sobre una noticia de los nuevos medios o soportes para escribir los y no tan “novedosos” diarios personales que, según expone aquí el autor del propio texto en su época años ha, ya no lo son tanto.

Se puede iniciar el análisis por la primera línea y decir que tenemos la presencia de una modificador oracional en “Durante siglos”, que procede del ablativo absoluto latino. Contextualiza toda la oración en la que se encuentra ubicado, además de situar temporalmente lo que a continuación carezca de contexto; es decir, que hasta que no encontremos en la línea 10 la marca temporal “Con el paso del tiempo” todo viene afectado por aquel primer modificador.

Seguidamente, aparece el sujeto sustantivado de los adolescentes que está complementado por un inciso : “-tanto masculinos como femeninos, pero sobre todo femeninos-“. Lo vemos inciso porque está complementando nominalmente a adolescentes, puesto que se trata de adjetivos. Lo que queda claro es que no se corresponden las categorías entre adolescentes (sustantivado) y masculinos y femeninos. Así pues, nos queda decidirnos por verlo como un inciso. Cabe añadir que en el susodicho inciso aparece además otra partícula que añade nueva información oracional (aun sin verbo).

El pero adversativo está añadiendo un juicio o modificación o restricción sobre lo anteriormente dicho respecto de los géneros. Lo que consigue con esta adversativa es focalizar. Está focalizando la cantidad sobre uno de los géneros. No obstante, este inciso es bastante coloquial por lo que a contradicciones interpretativas sugiere debido a la omisión del verbo ser (el sum latino, que se podía elidir en multitud de circunstancias).

Viene a querer decir que se hace confuso entender un inciso que no aporte nada que ya aporta el propio término “adolescentes”, donde ya se sobreentiende que son masculinos y femeninos; este inciso viene a ser una tautología lógica: que no aporta nada a la información de la realidad. Pero, por este mismo motivo, la adversativa siguiente (si la vemos con un sum elidido) tiene algo de luz en cuanto a aportar información hace referencia. Esto es, que si bien decir de adolescentes a qué género pertenecen no dice nada, sí que dice la adversativa introducida con pero: que las chicas escriben más.

Lo que provoca interferencias interpretativas es creer que el inciso, la parte inicial, aporta la información de: “(un supuesto verbo son) tanto (-s) masculinos como (otro supuesto verbo son) como femeninos” (o sea, que hay la misma cantidad de unos que de otros; esto es lo que parece entenderse o querer decir el autor, aunque no quiera).

En conclusión, respecto al inciso de la primera línea, el inciso es redundante aunque la adversativa (una supuesta posibilidad de redacción: “pero son más –la cantidad de- las chicas”). Y, por lo que respecta a las partículas “tanto… como” , las consideramos coordinantes a tenor también de lo antes indicado sobre las interpretaciones de la primera parte del inciso: chicos y chicas. Y, finalmente, hacer una observación sobre el hecho de que el pero del inciso puede interpretarse que actúa en el la primera parte del inciso como lo haría una partícula concesiva parecida al aunque.

En concordancia con el modificador oracional, encontramos el primer verbo explícito del texto: “han buscado”. Está en pretérito perfecto como si de una catáfora verbal se tratase; pues da a entender que es un tiempo perfectivo, es decir, acabado, y a partir del cual (de ese punto de inflexión, que es sobre lo que está haciendo el comentario el autor) hay cambios. Es pertinente recordar que un tiempo pluscuamperfecto sería mucho más determinante para liquidar ese tiempo pasado; sin embargo, esa forma verbal daría lugar a otra evolución al texto más angosta y abrupta.

Más adelante, al final de la línea 2, según con el navegador que leáis esta página (se recomienda Mozilla Firefox), encontramos el sustantivo deverbal salida. Siempre se entiende el postverbal en tanto que realiza la acción verbal del verbo del que procede; no obstante, las salidas no suelen hacer nada en absoluto, sino que son los que por ellas pasan los que realizan la acción del verbo de la que el postverbal procede. En este caso, vemos que “el diario personal” es esa salida. Lo que queremos mostrar es que hay un complemento de ese deverbal salida que es “el desajuste”. Éste viene regido por a.

En una primera lectura, normalmente, quien sale sale por; se sale y se sale de. Pero cuando algo es lo que en sí da la salida (la acción del verbo del que procede: salir) la da a. El “diario personal ES una salida” y lo es en sí y le da la salida a “el desajuste” que es el complemento regido de salida. Una segunda lectura puede ser la inversa: “El desajuste sale y se muestra en el diario personal”.

Este es el mundo conceptual que se transmite en los complementos de “han buscado”. Esta ordenación de complementos permite ahorro verbal, pero aparece implícito como evoluciones históricas que son de las oraciones de infinitivo del latín o de los participios presentes que todavía conservan tanto el francés como el inglés (por dar muestra de cómo dos lenguas de familias lingüísticas divergentes conservan de otra manera lo que en castellano se realiza de forma paratáctica ).

Pro la misma vía de sustantivos postverbales, llegamos al antes mencionado desajuste que posee, a su vez, otro complemento regido por con. La lectura absoluta estaría permitida con finalizar aquí la oración, pero como el papel temático del regidor de la acción del verbo, la meta de desajustar da posibilidad de aportar nueva información su uso se hace casi imperativo. Y de esa manera aparece “el mundo” precedido por con.

A toda esta concatenación de oraciones concentradas en vocablos o sintagmas, se le subordina una oración (existen casos en los que, aun siendo una incorrección gramatical del castellano, algunos autores periodísticos utilizan el gerundio para enmascarar otra oración subordinada y ahorrar otro nuevo verbo conjugado; pero, y repetimos, se trata de un error gramatical pues tiende al futuro la acción expresada en el gerundio). Esta oración subordinada de relativo con su antecedente en “el desajuste” (con el mundo). Aunque también, y es más literal, podemos verla, a la secuencia subordinada, como una oración de relativo con su antecedente en mundo; y, entonces, se trataría del agente del subsiguiente incremento.

Llegados al incremento, por una parte, observamos que ora “el mundo” ora “el desajuste” forman parte del argumento externo de este sustantivo deverbal. Procede de incrementar. El argumento externo, el que poseería el sujeto de este verbo, lo aporta, en este caso, la partícula subordinante que. Y, por otra parte, observamos que este sustantivo postverbal también contiene argumento interno: “producción hormonal” introducido por de, si lo vemos como un postverbal resultativo. Sin lugar a dudas, este complemento viene regido y es análogo, nuevamente, a otra oración de infinitivo del latín.

No obstante, la “producción hormonal” puede contemplarse como el propio argumento externo de incremento ya que se puede considerar como un genitivo subjetivo; sólo que en este punto, la lectura verbal es absoluta. Esta lectura absoluta es mucho más clara en el momento de observar el final del la primera Redacción Valladolid /JPfrase del texto: “producción hormonal”. Obviamente, lo que “se produce” son las hormonas y se vería como una secuencia incoativa (por un se incoativo que restringe presencia de objeto directo y pasa a ser el sujeto de producir.

REDACCIÓN VALLADOLID

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: