Este sitio celebra el bicentenacio del nacimiento de Mariano José de Larra

Una muerte tan turbulenta como la de Larra dio tanta vida a la lengua como sus artículos costumbristas

El póximo 24 de marzo multitud de instituciones celebrarán el bicentenario de su nacimiento en Madrid, como la Universidad Politécnica de Madrid

César Alonso de los Ríos hace una adaptación de la muerte de Larra en solfa electoral. Relaciona ávidamente y elocuentemente el acontecimiento electoral con el patriotismo de un Larra acusado de ”afrancesado”. Además, nos emplaza a la celebración de diferentes actos promovidos por la Asociación de Prensa y el Ateneo. Todos sabemos que Larra era escritor y periodista.

View this document on Scribd

En esta línea queremos aportar una visión moderna y contempránea de uno de los artículos de Larra que enlazaría con una propuesta que nos hicieron llegar a nuestra sección Vídeos con Letra. En este mismo lugra podéis ver un ejemplo de Calavera, descrito por Larra hace casi 200 años en su redacción de Fígaro, y cantado hoy por Rubén Blades en las vivéncias de Pedro Navaja, todo un calavera.

Análisis combinado con un ejemplo de Artículo de Costumbres actual (pulsa en leer más).

Texto de Manuel Rivas “¿Tengo yo cara de turista?”

Subgéneros o modalidades

No pertenece a un tipo concreto de modalidad, el ensayo en sí engloba diferentes formas. En este caso se busca, desde la opinión subjetiva del autor, mostrar un punto de vista determinado en torno al prototipo de persona en el que muchos nos convertimos en la época de vacaciones: el turista.

Con referencias muy próximas al lector, el autor busca plasmar con palabras lo que, en mayor o menor medida, está en la mente de todos cuando salimos de viaje o nos cruzamos con un extranjero investido de guiri.

La comparación en este punto se centra en la misma naturaleza de los géneros. Ya desde Aristóteles, y si pasamos por Joyce, llegamos hasta Searle con los actos de habla, hubo problemas con la delimitación de qué es género. En el siglo XIX, el género era una modalidad utilitaria que enmarcaba el texto dentro de una tipología; el autor debía dominar las estipulaciones y características descriptivas del género para escribir en uno u otro género. En el siglo XX, el género se configura a partir del bosquejo de los textos que se hay escrito ya y que buscan su encuadre ex post y no ex ante como el siglo pasado.

Estructura formal

El texto se inicia con una 1ª persona del singular con la que el autor se incluye a sí mismo y, al mismo tiempo, al propio lector, en ese tipo de personaje que es el turista. Tras el primer párrafo se utilizará la 3ª persona ya que entra propiamente en la definición de los distintos tipos de turistas. La implicación es mayor en este texto que en el de Larra; Larra no es un ‘investigador’ de campo, sino más bien de salón, un observador del siglo XIX que se define como flaneur, el que observa la multitud. Rivas es parte de la multitud porque es hijo de las revoluciones de los dos 68’ de los dos últimos siglos y la confusión dentro de la masa te hace, por lo visto, más próximo y partícipe.

Esquema

El título está en 1ª persona de singular pero en realidad es una posible pregunta del lector en el momento en que se encuentra de vacaciones en un lugar exótico. Por otra parte, el autor toma el título del propio texto, de uno de los ejemplos de situación de turista ante un vendedor, lo que es algo más periodístico pues reproduce el título dentro del cuerpo del texto.

La introducción es mucho más breve que la de Larra, está localizada en el primer párrafo y en ésta pretende poner en situación al lector, que éste tenga una idea general del tema que se va a tratar.

El cuerpo del texto abarca prácticamente la totalidad del ensayo, que es mucho más reducido, y no tiene ninguna segunda parte, que el de Larra y en toda la obra se hace referencia a dos tipos de turistas. Hay un uso tanto de la descripción como del diálogo. Dentro del discurso narrativo se utilizan desde el estilo directo, marcado con guiones, hasta el indirecto libre: “Entré allí y le dije: oye Abdul…” Dentro del cuerpo del texto se han de diferenciar dos partes, la primera en la que habla del extranjero que viene a nuestro país y, la segunda, del modelo de turista en que nos convertimos los lectores cuando salimos de viaje.

La conclusión es muy breve y está referida al último tipo de turista, denominado TNT, como simplista referencia a dibujos del ‘Coyote’ o a un ligero imaginario cultural que emocione a lectores medios capaces de descifrar la verdadera alusión de las iniciales del acrónimo.

Temática

Se centra, como el texto de Larra, en la descripción de un tipo. Para esto presenta, en primer lugar, el prototipo de personaje que va a comentar y, poco a poco, lo va dotando de peculiaridades que incluyen escenas típicas, a través del uso del diálogo.

El autor diferencia entre el tipo de turista que podemos ser nosotros y el turista que vemos por las calles, fácilmente reconocible por sus camisas “aloha”, sus sandalias con calcetines blancos y sus bermudas con chaqueta y corbata. El interés está en centrarse en el lector como posible turista, a éste le denomina TNT (turista no turista) por la búsqueda de todo turista de poder viajar sin caer en el arquetipo que se ha formado en torno a esta figura.

Lenguaje y estilo

El lenguaje es coloquial y prescinde de neologismos, así como de tecnicismos o frases o estructuras latinizantes. El uso de un lenguaje sencillo vendría marcado por la necesidad del propio discurso que busca acercarse lo máximo posible al contenido que expresa. Sí hay uso de otros idiomas como el inglés, sobre todo, en cuanto a referencias conocidas como Beavis & Butthead o personajes como Mike Jagger, Humboldt, Lord Byron, Woody Allen. También el francés que se utiliza en términos de uso frecuente como prét-a-porter. El uso de formas latinas de prestigio se ha sustituido por el francés y el inglés debido a la influencia de estos en la cultura de hoy día y al olvido del latín como lengua de cultura que se utilizó como elemento jurídico hasta muy avanzado el siglo XX y se utilizó como liturgia religiosa hasta el Concilio Vaticano Segundo si no voy errado, y si yerro podría ser un error fatal.

REDACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: