Como informa la lengua sobre las etapas históricas de un pueblo

La lengua está viva en todas las etapas por las que transita una comunidad e informa de las maravillas y penurias de su viaje de boca en boa y de época en época


Saludo y presentación de 1954

Saludo y presentación de 1954

Dentro del corpus de salutaciones de Cardona, podemos distinguir dos etapas históricas claramente diferenciadas: por una parte, los años del 1951 al 1974 marcados por la presencia del franquismo tanto en el ámbito político como en el social y cultural; y los años del 1975 al 2007 en los que se muestra desde el final del franquismo y el paso a la transición hacia una monarquía democrática hasta los cambios sociales y culturales que aparecen con el nuevo milenio.

Las salutaciones como comunicado institucional tienden a transmitir unos valores propios de la comunidad e incluso, en algunos casos, son utilizados como medio a partir del cual difundir una determinada ideología política. Este hecho está directamente relacionado con las dos etapas históricas que aquí se muestran ya que, durante el franquismo, no hay necesidad de difundir nuevas ideas a través de este tipo de comunicados pues la ideología es una, la del régimen dictatorial y éste se manifiesta en otras vertientes. No hay, tampoco un intento de difundir una nueva ideología, la que prima es la marcada por el generalísimo. En cambio, el fin del franquismo y la transición hacia la democracia van a suponer un cambio radical en este tipo de discursos. Estos se van a convertir en discursos panfletarios que servirán como medios difusores de ideas, a partir de los cuales se buscará la proyección y la creación de opinión, sobre todo desde la implantación de las elecciones democráticas y la lucha entre los diferentes partidos políticos para acceder al poder municipal. Dentro de cada una de estas etapas se pueden dividir las salutaciones de fiesta en diversos momentos en función del tipo de discurso que se utiliza. Así, en los años marcados por el franquismo se puede hablar de tres momentos: 1.- 1951-1960, tono predominantemente religioso de las salutaciones. Éstas presentan un estilo austero marcado por la corrección, la sobriedad y el enfoque primordial que se le da a la patrona, la Virgen del Patrocinio. El emisor es la comisión sin centrarse en ninguna figura concreta. 2.- 1961-1968, aparecen firmadas por José Mellado, de quien no se especifica su función. Sólo dos de éstas aparecen firmadas por la comisión. Cada año presenta un título y un formato diferente en función de las circunstancias del momento. Se va perdiendo el tono de sobriedad de los años cincuenta y poco a poco las salutaciones adquieren un tono más festivo y relajado. 3.- 1968-1974, aparecen firmadas por el alcalde. El tono es mucho más festivo y la laicidad se va haciendo más patente con los años. La presencia de alusiones a la virgen cada vez es menor. 4.- 1975-1978, la lengua pasa a ser el catalán. El cambio político se hace notar en un tono más alegre y despreocupado. Firmado por diferentes integrantes de la comisión de fiestas. 5.- 1979-1991, se fija un encabezado concreto (primero “Salutació” y después será “Crida”). Cada salutación presenta diferente extensión pero el motivo se va centrando cada vez más en las preocupaciones particulares del pueblo. A partir del 86 estarán firmadas por el alcalde correspondiente. 6.- 1991-1999, la salutación adopta la forma de carta o comunicado de extensión breve. Aparece firmada por el alcalde. Se centra en la festividad y en cuestiones particulares de ésta. 7.- 2000-2007, la salutación adoptará, bajo la firma del alcalde, la forma de discurso político. Desaparece la forma epistolar y se amplia la extensión de la salutación. El “yo” está presente de forma constante y explícita. En esta etapa de la democracia cabe señalar cómo la salutación de fiesta no siempre va a coincidir con la estructura típica de salutación, sobre todo en la segunda etapa (1979-1991) y en la cuarta (2000-2007). En estos casos, en los que las salutaciones incumplen en muchos casos los principios de cooperación, se ha de apelar al esfuerzo del emisor que intentará reconstruir el sentido de la comunicación y, en último término, el espíritu de la fiesta.

(Viene de la entrada…)

REDACCIÓN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: